Cómo recordar más acerca de lo que leíste: descanso mental y reflexión

Cómo recordar más acerca de lo que leíste descanso mental y reflexión
Es común que uno lea o estudie algo y más tarde o al otro día, cuando deseamos continuar la lectura de lo que estábamos estudiando, tengamos que releer debido a que ya se nos olvidó.

Antes he escrito sobre dormir para aprender y el repaso espaciado como técnicas que ayudan a mejorar el aprendizaje y la comprensión.

Ahora veremos cómo recordar más acerca de lo que leíste o sobre lo que estabas estudiando, utilizando:

El descanso mental y la reflexión como métodos para mejorar el aprendizaje

De acuerdo con la investigación de Margaret L. Schlichting, estudiante de posgrado, y Alison R. Preston, profesora asociada de psicología y neurociencia de la Universidad de Texas en Austin, publicada en 2014 en Proceedings of the National Academy of Sciences of the USA (Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los EE.UU.):
"La reactivación de la memoria durante el descanso apoya el próximo aprendizaje de contenido relacionado".

Lo que significa 休息期間的記憶重新激活支持即將到來的相關內容的學習 en chino, y en español que si descansas después de estudiar o leer algo, y reflexionas sobre lo que leíste, esto ayudará a que puedas recordar y comprender de forma más fácil en tu siguiente sesión de lectura o estudio, ya sea sobre el mismo tema o sobre algún otro tema relacionado.

En otras palabras, al cesar por un momento en tu lectura o estudio para recuperar fuerzas o ánimos, te conviene pensar de forma atenta y detenida sobre lo que acabas de leer.

Lo anterior ayudará a que la información se grabe de mejor manera en tu memoria y pueda ser utilizada, recordada, más tarde cuando se necesite.

No reflexionar de más

No es necesario reflexionar durante un largo tiempo: son suficientes unos cuantos minutos recordando los puntos o conceptos principales, o bien, realizar algunas notas rápidas en tu libreta.

Lo importante es hacerlo sin recurrir al material de lectura porque así fuerzas a tu cerebro a establecer las conexiones neuronales necesarias.

No abrir el libro

En otros artículos hemos hablado sobre que resulta contraproducente, por ejemplo, acudir al libro cuando intentas practicar y resolver problemas de cualquier asignatura, ya sea matemática o gramática, porque tu cerebro no está estableciendo las conexiones indispensables para que dicho conocimiento o habilidad pueda ser utilizada más adelante.

Te estarás entonces engañando al creer que estudiaste mucho y tendrás la prueba de todos los ejercicios que resolviste.

Sin embargo, si estuviste consultando el libro al resolverlos, de nada sirvió el tiempo invertido.

Es mejor volver a estudiar el tema, cerrar el libro y resolver los problemas relacionados con dicho tema.

Técnica de enseñanza para los profesores

La profesora Preston indica que los maestros pueden utilizar el poder de los recuerdos para que sus alumnos digieran de forma más fácil el tema de la clase.

Ella pone el ejemplo de un profesor que enseña el tema acerca de cómo las neuronas se  comunican en el cerebro humano.

Comenta que si dicho profesor, al iniciar la clase pregunta a los estudiantes sobre lo que sepan o recuerden acerca de cómo se transmite la electricidad por los cables de energía, un proceso que tiene similitud con las conexiones neuronales, resultará más fácil para todos comprender el nuevo material al establecer analogías o metáforas con el conocimiento previo.

Relacionado