El método de loci o palacio mental para mejorar la memoria

El método de loci o palacio mental para mejorar la memoria


El método Loci para mejorar la memoria
El Método de Loci, también conocido como Palacio de la Memoria, es una regla mnemotécnica que facilita la memorización de datos o fragmentos de información,

¿En qué consiste el Método de Loci?


El método consiste en asignar a un lugar (loci, "lugar" en latín) dentro de un espacio familiar para la persona, los datos o información que deseamos recordar.

Dicho lugar puede ser, por ejemplo, la casa de la persona, algún otro lugar que visite frecuentemente, o incluso, puede ser un lugar imaginado o interiorizado a partir de una escena en una pintura o fotografía.

La clave es que debemos conocer «de pies a cabeza» en donde está cada cosa en dicho lugar, además de su tamaño, forma, color y textura.

Y la técnica es asignar cada dato o pedazo de información que deseamos recordar, a cada uno de los objetos dentro de la escena.

En otras palabras, este método de memorización funciona al asignar los datos a un lugar físico en un espacio.

¿Cómo recordar?

Para recordar o extraer los datos, ahora iremos paseando por la escena, visualizando los objetos y recordando qué dato o información guardamos ahí.

Origen del método de loci

EL método de loci, narrado o referido en varias obras antiguas, como la «Retórica a Herenio», «De Oratore» de Cicero, e «Institutio Oratoria» de Quintilian, así como en libros modernos como «El arte de la memoria» de Frances A. Yates, se centra alrededor de la historia de Simónides de Cea:

Simónides era un famoso poeta griego que fue invitado a cantar un poema lírico en honor de su huésped, un noble de Tesalia.

Mientras que elogiaba a su anfitrión, Simónides también mencionó a los dioses gemelos, Castor y Pollux. Cuando el recital terminó, el noble egoístamente le dijo a Simónides que pagaría solamente la mitad de lo acordado por el panegírico y que iba a tener que conseguir el restante del pago de los dos dioses que había mencionado.

Poco tiempo después, le dijeron a Simónides que dos hombres lo esperaban afuera. Salió a encontrarse con los visitantes, pero no halló a nadie. Entonces, mientras él estaba fuera de la sala de banquetes, esta se derrumbó, aplastando a todos dentro.

Los cuerpos estaban tan desfigurado que no podían siquiera ser identificados para un entierro apropiado. Pero Simónides fue capaz de recordar en dónde había estado sentado cada uno de los invitados, y así fue capaz de identificarlos para su entierro.

Esta experiencia sugirió a Simónides los principios que se convertirían en el centro para el desarrollo posterior del arte (el arte de la memoria o mnemotécnica) que supuestamente él inventó.

Cómo aplicar el método de Loci

Imagina que la escena de abajo representa un lugar con el que estás familiarizado. Digamos que por ahí pasas todos los días y recuerdas cada detalle.

Ahora imagina que debes recordar la tabla periódica de los elementos. Por brevedad, sólo veremos un ejemplo con los primeros 10 elementos.

Entonces, asignamos cada elemento a un lugar en la escena. Los he numerado del 1 al 10 en la primera casa. Tenemos entonces que:

  1. Hidrógeno ─ lámpara izquierda.
  2. Helio ─ Ventana.
  3. Litio ─ Puerta.
  4. Berilio ─ Lámpara derecha.
  5. Boro ─ Tejado.
  6. Carbono ─ Chimenea.
  7. Nitrógeno ─ Cerca o valla.
  8. Oxígeno ─ Buzón.
  9. Flúor ─ Lámpara o poste.
  10. Neón ─ Registro.


Ejemplo de aplicación del método de loci para memorizar
Ejemplo de aplicación del método de loci para memorizar
CC0 Free-Photos
Para recordar, se sigue el proceso inverso. Memoriza bien la lista y sus lugares y ahora, haz la prueba: comienza a recorrer la escena y ve recordando qué elemento está guardado en cada lugar.

Por supuesto, lo ideal es que el lugar, la escena, te sea familiar y así te será más fácil recordar.

Video con otro ejemplo del método Loci

Ver video en el minuto 3:43


Memorizar está fuera de moda

En la actualidad, cuando a la mayoría de los profesores y educadores les tocas el tema de la memorización como forma de estudio y evaluación , inmediatamente se persinan tres veces, se cuelgan un atado de ajos al cuello y se golpean el cuerpo con un ramo de albahaca, puesto que ahora se prefiere evitar que los alumnos repitan como loros y centrarse en desarrollar el pensamiento crítico.

Pero, por un lado, el sentido común es el menos común de los sentidos.

Y por otro, está claro que somos lo que recordamos. Sólo basta remitirnos a una persona con amnesia o alzheimer, para darnos cuenta de la importancia de la memoria.

Y también, queda claro que sabemos lo que recordamos, al menos en gran medida.

Imagina que debes calcular una tasa semanal de interés compuesto y entonces razonas que el año tiene 12 meses (algo que sabes quizás por ser un dato cotidiano, sin tener que contarlos todos) y que, de igual manera, sabes que cada mes tiene 4 semanas, por lo que utilizas 48 periodos en tu cálculo (12*4). Pues bien, te faltaron 4 semanas en tu razonamiento, puesto que el año tiene 52.

Por supuesto, el anterior es un ejemplo simple, y tal vez simplista, pero ahora considera casos más complejos en los que el conocimiento y su correcta aplicación dependen de la memoria, como serían las interacciones o efectos de una serie de medicamentos recetados por un doctor, o bien, recordar un conjunto de leyes que ayudarán a tu cliente.

Pero no sólo los médicos y abogados dependen de su memoria. ¿Qué sería de ingenieros y científicos si no recordaran las fórmulas, ecuaciones y constantes? ¿Qué sería de un músico que no sabe de memoria los círculos armónicos de la guitarra? ¿O un diseñador gráfico que no recuerda el círculo cromático y no atina qué decir cuando el cliente le pregunta si equis paleta de colores combina?

Memoria extracorpórea

Finalmente, no podemos obviar el impacto de la tecnología puesto que ahora nuestra memoria se localiza fuera de nuestro cuerpo: en el teléfono inteligente.

Imagina que pierdes tu teléfono o no tiene pila y te encuentras en una situación de emergencia, ¿recordarías los números de alguien quien pueda ayudarte, algún familiar o la aseguradora? ¿Y qué sucede con los demás datos que ahí guardas, como cumpleaños, direcciones, correos electrónicos?


Te puede interesar: